Lubricación anal

La penetración anal tiene grandes diferencias con relación a la penetración vaginal que todo el mundo conoce, por este motivo siempre resulta aconsejable que cuando una pareja  practique sexo anal se tomen medidas para evitar que se produzcan dolores o molestias durante su práctica. La principal recomendación es realizar en primera instancia exploraciones lentas y relajadas.

En el sexo anal en parejas no pueden dejarse de lado los lubricantes anales, ya que resultan fundamentales para ayudar a la pareja a conseguir mayor placer, seguridad y disfrute durante las relaciones sexuales en las que se realice penetración anal. Y es que muchas personas desconocen que la mucosa anal se puede lastimar muy fácilmente a lo largo de los lados, ya sea utilizando el dedo o bien el pene. El ano no se lubrica de manera natural, por lo que resulta clave hacer uso de un lubricante especial en la zona.

Para evitar que se produzcan este tipo de daños, lesiones o fisuras en el interior del ano lo más recomendable es la utilización de lubricantes anales que faciliten la introducción del pene o juguetes sexuales en el ano y su deslizamiento en el interior. Los lubricantes se han convertido en artículos indispensables a la hora de llevar a cabo relaciones sexuales con la pareja.

Lubricantes de base acuosa, ideales para sexo anal y vaginal

Aunque los lubricantes de base de silicona se presentan con una estupenda opción para el sexo anal gracias a sus propiedades deslizantes, su mayor viscosidad y su alta densidad, hay que señalar que siempre que se pueda, se recomienda optar por lubricantes de base acuosa ya que al estar compuestos en gran medida de agua, se evaporan y no apenas dejan restos.

Además, son idóneos ya que no provocan reacciones alérgicas ni ocasionan infecciones de ningún tipo. Son de muy fácil utilización, no producen manchas de ningún tipo y los pocos restos que quedan se quitan con gran facilidad. El sexo anal en parejas es cada vez más frecuente, por lo resulta importante saber que este tipo de lubricantes son ideales para utilizar con preservativos de plástico. Los lubricantes anales se convierten en una estupenda manera de lograr una mayor estimulación, ya que aportan una mayor sensibilidad tanto al hombre como a la mujer.

Es importante evitar el uso de aquellos lubricantes que sean de base oleosa, como por ejemplo los aceites de masaje o bien la vaselina, ya que éstos no sólo dejan residuos en tus zonas íntimas y producen manchas muy difíciles de quitar, sino que además no se consiguen retirar con facilidad. Además, este tipo de lubricantes dañan o deterioran los preservativos con las consecuencias que ello conlleva. También hay que señalar que provocan  que se puedan coger más fácilmente infecciones.

Los lubricantes anales que utilicen en el sexo anal las parejas deben ser únicamente adquiridos en aquellas tiendas especializadas en su venta, como sex-shops, tiendas eróticas online, o bien farmacias.  Si deseas gozar del mejor sexo anal, no olvides tener en tu mesita de noche un buen lubricante anal y una caja de preservativos. ¡Con los lubricantes el sexo anal puede convertirse en una auténtica maravilla para ambos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies